21 dic. 2011

¿Y el acta?

 Sebastian Franquis, que por si alguien no lo sabe, es el jefe de la oposición en Las Palmas de Gran Canaria además de diputado por el PSOE, ha presentado su renuncia a cobrar las dietas del Ayuntamiento por asistencia a los plenos.

 Queremos recalcar la palabra jefe, puesto que ese jefe representa al grupo mayoritario de la oposición capitalina y por tanto debería ser el principal controlador de los actos del gobierno local.

 Nos parece un acto muy loable que abandone sus privilegios, pero no vemos lógico que no renuncie a su acta de concejal cuando va a estar más pendiente de hacer oposición en Madrid que en la ciudad. ¿Podría ser bueno para la ciudad que sea jefe de oposición y diputado en Madrid? Quizás pero esta ciudad no está para experimentos, los ciudadanos necesitamos políticos fuertes, políticos que estén presentes y tengan plena dedicación a su labor, por ello el señor Franquis a día de hoy no representa a ese político.

 Solo nos queda seguir esperando que renuncie a su acta por el bien de toda la ciudad, por cierto, no nos olvidamos de Pedro Quevedo del que pedimos lo mismo, dejen de ocupar puestos que no van a cubrir con la dedicación adecuada, dado su categoría de diputados, y que la ocupen personas que estén dispuestas a trabajar por esta ciudad y a hacer la oposición que esta ciudad necesita.

 (Adjuntamos el enlace en el que Franquis anuncia su renuncia a las dietas http://www.franquis.es/2011/12/renuncio-las-dietas-por-asistencia.html )

1 comentario:

  1. No se puede decir más claro, y ya es hora de ir renunciando a todo el dispendio de dinero que cobran, no sea, que pensemos que están en política para ganarlo facilmente, en vez de por estar preocupados por el bien "COMUN". que no del común, (no me mal interpreten).

    ResponderEliminar