30 ene. 2012

Un futuro incierto

 Parece que éste no está siendo el año del Carnaval, a su reducción debemos sumar ahora la sentencia del TSJC que impide la celebración de los llamados mogollones.

 Es cierto que los vecinos tienen derecho al descanso pero también es cierto que son fiestas que duran un mes una vez al año, a la par debemos decir que barrios como Vegueta, por ejemplo, soportan todos los años las vísperas de Reyes y ahora se suma todos los jueves la jornada de "caña y tapa". ¿Debemos parar todo aquello que divierte? ¿No pueden convivir fiesta y descanso?

 Podrían convivir pero necesita de voluntad por parte de las administraciones y paciencia por parte de los vecinos, no es tan difícil para una corporación invertir dinero en insonorizar o bien los locales y chiringuitos, o las propias ventanas de los vecinos facilitando así su descanso y manteniendo la fiesta de todos.

 Se deben buscar puntos de encuentro que permitan llegar al entendimiento, un entendimiento necesario puesto que es el interés general el que está en juego al fin y al cabo, un año sin Carnavales podría ser una loza muy pesada para el Gobierno de Cardona y una muy mala imagen para los vecinos denunciantes.

 Por ello apelamos a la solidaridad de todas las partes, ya que, vayan donde vayan los mogollones siempre habrá quejas. Aprovechemos las grandes zonas que tenemos para estos eventos para que no se vean reducidos en calidad y atractivo.

5 comentarios:

  1. Estoy muy de acuerdo contigo en insonorizar las ventanas de los vecinos...pero solamente de los compraron antes de que los mogollones se celebrarán allí...los que compraron después saben lo que se celebraba...
    Como bien dices muchas zonas de la ciudad soportan tb fiestas...las prohibimos todas??
    Además este año encima el Ayuntamiento traspasa la Fiesta de Fin de Año desde el Auditorio a Santa Catalina...era por molestar más a esos vecinos??

    ResponderEliminar
  2. Yo solo digo que ni el TSJC ni el TC si no se encuentra una solución vamos a ir igual y si no hay música apareceran mil coches con sus equipos y si no hay chiriguintos abiertos llevaremos la bebida de casa. Esto de quitarle cosas al pueblo...
    Y como incongluencia lo que comentan en el otro comentario:
    Pasar la fiesta de fin año del auditorio al santana catalina y luego decir que las fiestas ahí molestan... a quién le parece lógico?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquilo, la gente hará, lo que lleva haciendo 30 años, que es: ir al parque santa catalina, dar una vuelta, y tomarse un roncito, (pero que malos somos para algunos)

      Eliminar
  3. La diferencia entre vivir en el campo, o en la ciudad parece que es dificil de entender en las Palmas de Gran Canaria, Acaso no aspiramos a ser la primera capital del archipiélago? Pero mira por donde, aquí hay señores que les molestan las aglomeraciones, las fiestas, los ruidos, los coches, etc etc. Es como ir a vivir a Nueva York y molestarte la cantidad de gente que hay en las calles. Desde luego la protesta para mi gusto, debería de ir encaminada a esos vecinos, que año tras año han chupado del ayuntamiento para dejar celebrar las fiestas. Curioso parece que todo el piso sea exterior, y duerman con la oreja pegada al cristal de la ventana, mas aun que duerman en plena fiesta. Aquí en este pleito nos jugamos mucho, pero que mucho, y para colmo lo enredan con las tapas de vegeta, Señores aclarense, quieren trabajo para todos, somos una ciudad que vive del turismo. ¿Y que queréis ofertar, paz, descanso y sosiego. Para eso me quedo en mi Escandinavia o en mi Alemania, o en mi Inglaterra, triste e invernal y no me vengo a las Palmas a sobar. Que difícil cuesta entenderlos a ustedes.

    ResponderEliminar
  4. Lo de llevar los mogollone a campo abieto, es una locura, o un suicidio, es matar el carnaval. Imaginenselo, es como hacer un ferial, de los tipicos andaluces y montar casetas y chiriguitos. Pero que pasa con los bares de la ciudad, no verian ni un duro, creen realmente que la gente se iria a un descampado a bailar y dar saltos. El carnaval es una anarquia que se forja en las calles, se trata de que te vea tu vecino, de la risa, de la fiesta, andar por bares, de copas y tapeo. Señores tanto años aqui, y no habeis aprendido nada. Eso si hincharseles el pecho hablando de las murgas y montando follon, los primeros, anda ya!

    ResponderEliminar