7 nov. 2011

Un cambio...

 Llevamos años cometiendo, a nuestro parecer, el mismo pecado. Nos hemos basado durante décadas en un modelo productivo basado en el turismo, un turismo que busca sol y playa.

 Es lógico que en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria fomentemos este turismo pero no debemos olvidar otros grandes atractivos que tenemos, en la anterior legislatura se intento cambiar o por lo menos añadir un nuevo valor al destino turístico que supone la ciudad, la cultura, buen intento pero el concepto siempre dio la impresión de que estaba pensado para la clase alta de la ciudad.

 Hoy olvidamos el modelo cultural y seguimos centrados en el turismo, pero nosotros queremos proponer un turismo basado en la naturaleza, que explotemos el poder natural que tenemos como por ejemplo son los barrancos con una mayor oferta de actividades a realizar en ellos o simplemente dando la posibilidad de ir con visitas guiadas.

 Debemos seguir potenciando la imagen de nuestros mercadillos agrícolas como por ejemplo el de San Lorenzo, para ello debemos proporcionar a los turistas e interesados en visitarlos un sistema de transporte mas ágil que los acerque en el menor tiempo posible y puedan disfrutar así de nuestra gastronomía.

 Actividades como estas obligarían a regenerar mas zonas de la ciudad y con esto no tendrían que estar buscando la forma de dejar a los turistas "encerrados" en la zona puerto-canteras.

 Esto no solo es eficaz y aplicable para los turistas sino que también son nuevos modelos de ocio para todos los habitantes de la ciudad y del resto de la isla. Debemos aprovechar todos los valores que tenemos no centrarnos en uno y olvidar el resto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario