23 nov. 2011

Que siga la mentira

 Las Palmas de Gran Canaria sigue llenándose de basura y trastos día tras día.

 Aquellos que deberían solucionar el problema no hacen mas que dar excusas insuficientes para injustificar su falta de trabajo, pero en algo si son listos en usar la demagogia y en trabajar de cara a la galería.

 Lo único que se mantiene limpio en la ciudad es la zona centro, y parece que será por poco tiempo puesto que empieza a contagiarse de la suciedad del resto de la ciudad, pero se ha hecho una política de limpieza centrada en la galería, en el abandono de los barrios, en el todo vale.

 A nosotros no nos vale todo, exigimos un servicio de limpieza eficiente, un concejal y una gerente que sean eficientes y respetuosos con la ciudad, eso es lo que falta respeto por esta ciudad el que parecen haber perdido muchos desde que alcanzaron el poder.

3 comentarios:

  1. Pensaba que la suciedad de la ciudad podía tener que ver con que la responsable del área era diputada, pero veo que no. Ahora ya no tiene que viajar a Madrid y la ciudad sigue igual de podrida, creo que es cuestión de incompetencia y pasotismo.

    ResponderEliminar
  2. Seguramente deberíamos aplicar el refrán español de NO ES MAS LIMPIO EL QUE MAS LIMPIA, SI NO EL QUE MANTIENE LAS COSAS LIMPIAS, de todas formas podrían empezar por limpiarse las gafas, pues si ahora la ven sucia, es que antes no miraban.

    ResponderEliminar
  3. Es bueno que exita es preocupación por la limpieza, parecía que a los canarios no nos importaba tener la ciudad mas sucia de Europa, por fin empezamos a exigir mas limpieza, a ver cuando cambiamos también la tónica de pensar que la calle no es mi casa, y puedo ensuciar como me de la gana y luego exigir mas limpieza, todo empieza por uno mismo. Y si a eso le añadimos los cuatro años de pasotismo, el resultado es lo que vemos hoy día, menos mal que todo va cambiando, lento, pero cambiando.

    ResponderEliminar