14 sept. 2011

Una ciudad seca


 Quizás muchos utilizan la basura como gran medidor de lo limpia o no que esta la ciudad, pues bien queremos proponerles otra forma, miremos las hojas secas.

 La basura va y viene, en gran parte depende del civismo de las personas que haya mas o menos, pero una causa natural como es la caída de hojas de los árboles y la cantidad de ellas en el suelo nos parecen un buen medidor.

 Las Palmas de Gran Canaria esta repleta de hojas secas, a cualquier lugar que vas que tenga un árbol o un parterre las hojas secas reinan, ¿qué le pasa al servicio municipal de limpieza?

 Ojo que la basura sirve igualmente para medir ya que la teoría es que se limpia todos los días, pero bueno nuestro gobierno municipal sigue dejando morir la ciudad, continua permitiendo que la basura se acumule al igual que las hojas secas.

 Basta de inacción y de justificarse en las rentas, comenzar a trabajar en los servicios básicos debe ser la base de este gobierno que debe volver a ganarse la confianza perdida en menos de cien días de gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario